El Propóleos

La miel es una sustancia formada, principalmente, por azúcares (fructosa).

Qué maravilloso es el mundo de las abejas!!! Hoy dedicaremos el artículo a los beneficios y propiedades que cuenta el propóleos. Se trata de una sustancia resinosa de color amarillo verdoso o pardo rojizo en su estado natural; recogido por las abejas de las yemas de los árboles que luego es trasladada a la colmena y reelaborada por las abejas con el agregado de otros elementos. El resultado es un producto que contiene cera y aceites esenciales y constituye una sustancia muy compleja.

Desde épocas remotas este producto es conocido y empleado por sus propiedades terapéuticas. Algunos milenios antes de Cristo ya era utilizado por los sacerdotes responsables de la medicina, la química y la momificación. También los griegos lo conocían, pueblo de donde proviene su etimología. Su máximo empleo se dio durante la guerra de los boers, en Africa del Sur, alrededor de 1900 en el tratamiento de heridas infectadas y como sustancia cicatrizante.

            
Defendiendo la ciudad

El término propóleos proviene del griego Propolis: Pro: "delante" o "en defensa de" y Polis: "ciudad". Esto es, "delante de la ciudad" (o de la colmena). Esta denominación no es para nada casual dado que las abejas colocan el propóleos, principalmente, en la entrada de la colmena para que con sus propiedades antibióticas impida la entrada de bacterias y otros agentes invasores que pueden transformarse en un peligro para la comunidad.

 

    

Aristóteles se refería a él como el remedio para las infecciones de la piel y las llagas: el famoso médico y filósofo persa Avicena, en el siglo XI, explicaba: ¨tiene la cualidad de eliminar las puntas de flechas y las espinas; vivifica, limpia fácilmente y ablanda fuertemente¨. También los incas lo utilizaban cuando se presentaba un cuadro de infecciones.

Más cercano a nuestros días, su uso fue intensificado durante la Segunda Guerra Mundial por la ex URSS para el tratamiento de heridas. Con el descubrimiento de la penicilina y el advenimiento de los modernos antibióticos, se comenzó a dejar de lado pero, paradójicamente, esa tendencia ha comenzado a revertirse.

Antes de la caída del socialismo ruso los países de su órbita recurrían a la apiterapia, y a través de ella al propóleos, para distintas afecciones de la salud ya que los medicamentos elaborados por multinacionales no tenían acceso a aquellas Repúblicas; así los productos de la colmena se instauraron como una excelente alternativa en la medicina por reunir interesantes características: altamente efectivos, fácil obtención, baratos y con muy pocas contraindicaciones.

Cuanto más se avanza en el descubrimiento de antibióticos poderosos, más se necesita conocer las propiedades terapéuticas del propóleos que, a través de sus extractos, ha mostrado ser efectivo contra cepas de gérmenes patógenos que ya adquirieron resistencia a los antibióticos tradicionales.