MULTIPLICACIÓN DEL APIARIO
Métodos naturales de Reproducción de colmenas


Portal Apícola
(04/09/06)
Existen tres formas de lograr multiplicar el apiario a través de la reproducción de colmenas: naturales, semi naturales y artificiales. En este número, Orlando Valega explica para Portal Apícola los tres métodos naturales: captura de enjambres, división de gajos en enjambrazón y división de colmenas.

Captura de enjambres
Trasegar colonias silvestres a colmenas racionales de cuadros móviles es una tarea que podría dejársela al apicultor aficionado que tiene a la apicultura como un pasatiempo más. Desde el punto de vista práctico en vez de producir alguna utilidad al apicultor más bien le trae contratiempos y pérdida de material.
Trasegar los enjambres silvestres que merodean el colmenar si están en lugares accesibles puede ser una tarea que no demande mucho trabajo y de alguna utilidad al apicultor, en especial para fortalecer núcleos nuevos que estén un poco atrasados. Si el enjambre todavía no resolvió trasladarse a su destino final, se puede volcar las abejas dentro de un cajón con cuadros de cera estampada o labrada, y agregar un cuadro con cría abierta de otra colmena, ya que las abejas nodrizas, al tener que cuidar de estas crías, no abandonan el cajón.
Una forma muy práctica de hacerse de colmenas silvestres en gran escala consiste en proveer a los enjambres vagabundos de un lugar acogedor para instalarse (un cajoncito con olor a cera y propóleos y cuadros con cera labrada o en su defecto con cera estampada) El olor a la cera y especialmente el propóleos es un atractivo irresistible para las abejas.

División de gajos de enjambrazón:
Este método consiste en aprovechar las colonias que están por enjambrar para reproducir las colmenas, ya que según las directrices DEMETER es la forma que más se asemeja a lo que ocurre armoniosamente en la naturaleza, sin obligar a la colonia a reproducirse compulsivamente. Consiste en formar pequeños gajos de cría, celdas y abejas con una colmena por enjambrar. De hecho que las colonias que se consigan con este método serán insuperables por la calidad de las reinas que se logran pero adolece de algunas dificultades que requieren intervención

División de colonias:
1º) Llevando una de las partes a otro colmenar.
Necesitamos llevar al apiario un piso, un techo, un alza y 10 cuadros de cera estampada. Se coloca la nueva colmena vacía a un costado de la colmena a dividir y se procede a retirar cuadros con cría de distintas edades y las abejas sin preocuparse en que lugar queda la reina. Se pasa la mitad de la cría y de las reservas de miel y polen, teniendo cuidado que las crías estén al medio, las reservas en forma contigua y en ambos lados cuadros de cera estampada par completar el nido. En la otra colmena exactamente igual. Luego se tapa la colmena que se va a retirar y se lleva a otro apiario distante al menos en 2 km. El traslado debe hacerse preferentemente de noche. A los 25 días la parte que quedó huérfana ya tiene que tener una reina en postura, no obstante es preferible esperar un poco para revisar a fin de evitar que por ser muy nerviosa la reina, al molestarla, la maten las abejas.

2º) Dejando las dos secciones en el mismo colmenar:

En este caso colocamos el alza vacía al costado de la colonia a dividir. Retiramos tres o cuatro cuadros de cría abierta y previa sacudida para que caigan las abejas los pasamos al alza contigua, pasamos un panal con miel y polen, y completamos a ambos lados con cuadros vacíos de cera estampada. A la colmena le completamos a ambos lados con cuadros de cera estampada, dejando en ambos sectores las crías al medio y los panales vacíos a los costados. Se coloca en la colmena la rejilla excluidora y arriba el alza con las crías (futuro gajo) y el techo. Se pasa a otra colmena y se procede de la misma manera. Para asegurar de tener suficientes abejas en el futuro gajo, se ahuma profusamente a la colmena antes de retirar el alza con las crías, abejas, y la tapa para colocarla sobre el piso. Ahora se tapa por un ratito al cajón con el gajo y se lo traslada a otro lugar del apiario pero separado de las colmenas que tengan reina al menos por 20 metros. A las pocas horas las abejas se sentirán huérfanas y comenzarán a preparar las celdas reales para hacer la futura reina. A los 12 días, al nacer la primer reina, las obreras destruyen las celdas reales restantes, consagrando a ésta como la nueva soberana de la colonia. A los doce días,(de haber nacido) después de fecundarse con unos 15 zánganos, la reina comienza la postura, que darán después de 21 días, las primeras obreras de la colonia. Es decir ya pasaron (12+12+21=45 días) De esta forma el gajo se transformó en una nueva colonia
.