I Volver a la primera parte I

Esta sustancia es liberada por las abejas obreras y cumple la función de orientar a las mismas de regreso a la colonia. Para difundir el olor, las abejas levantan sus abdómenes, que contienen las glándulas de Nasonoff y avientan sus alas vigorosamente.
Para cazar enjambres se utiliza un método tradicional que consiste en colocar material usado y jarabe o miel para atraer abejas. Este señuelo atrae un importante número de abejas, pero que solo concurren con el fin de pillar el alimento. “Con el Cebo, evitamos el pillaje y aumentamos el porcentaje de efectividad de captura del enjambre”, aseguran a Portal Apícola.

Utilización práctica
Este Cebo, debe ser colocado dentro de una cámara de cría vacía, adherido a un marco con un poco de cera derretida, por ejemplo. Sus fabricantes recomiendan depositar allí algo de material nuevo y usado y ubicar el tubo del cebo en un cuadro de la parte central, inferior y cercana a la piquera. A 2,5 metros o más de altura, dejando su techo levemente entreabierto.
Los Cebos pueden permanecer un año y medio refrigerados, y una ves colocados tienen una duración de varios meses en intemperie, dependiendo de las temperaturas.

Secuencias de fotos de un enjambre cayendo a un cajon

El olor, atractivo de las abejas, sale a través del plástico del tubo pero se aconseja además agujerear la tapa con un alfiler o elemento similar, para provocar así un mejor funcionamiento del mismo.
Matías y Ulises, confían en su producto, pero advierten que “el Cebo produce un incentivo y una atracción de las abejas hacia el cajón, pero en el proceso de enjambrazón existen varios factores decisivos como el clima, la época, el cajón y su material, la orientación de la piquera y la genética de la abeja, que pueden influir en el éxito del proceso”.
Este producto puede ser utilizado para atraer y atrapar enjambres en cajones o núcleros colocados con dicho fin y para ayudar a las abejas a orientarse y regresar a su colmena. Además sugirieron, “posibilita al apicultor capturar enjambres de sus propias colmenas para si evitar la perdida de abejas por enjambrazón”.

CONSEJOS UTILES
1- Si una vez cazado el enjambre queda producto, se recomienda retirar la pipeta y utilizarla en otro cajón.
2- Preferentemente colocar material usado y nuevo en el cajón-trampa.
3- Si se desea cazar posibles enjambres de una colmena propia colocar el producto en un cajón a más de 2,50 metros de las demás colmenas, ya que las abejas enjambraran a más de esa altura de su propia colmena.
4- No tóxico - Preferentemente no hacer contacto con los ojos y la boca.
 
5- Utilizar el producto en lugares donde existan enjambres y en la época adecuada.
6- Conservar refrigerado hasta su uso.
7- Curar el enjambre luego de su captura.
8- Cambiar la reina del enjambre cazado, ya que esta reina es enjambradora y lo volverá a hacer en corto tiempo.
Pheromona de reina
También se logro sintetizar la pheromona de la mandíbula de la reina.
La pheromona sintética (QMP) de la mandíbula de la reina es una mezcla de cinco componentes que se producen en las glándulas de la mandíbula de las reinas, (repasadas por Winston y Slessor 1992). Consiste en el ácido 9-oxydecenoic, (-) y (+) los isómeros phenylethanol hydroxydecenoic de ácido 9, metílico-p-hydroxybenzoate, y de 4-hydroxy-3-methoxy en un cociente de 118:50:22:10:1. Este producto fue usado con otros fines, como ser, para colocarlo en lo paquetes de abejas, durante su comercialización, para lograr así, simular la existencia de una reina y engañar a esa colonia de abejas que viaja en el paquete.

Pheromona vs. africanas
En 1956, con la intención de mejorar la calidad de la Abeja Europea, se importaron a Brasil un gran número de abejas reinas africanas.
Desde ese momento estas abejas se han desplazado por América Latina. Para frenar el avance de estas abejas, EE. UU y Canadá invirtieron millones de dólares en investigaciones y trabajos para exterminar y frenar el avance de las mismas.
Así fue como se logró la síntesis de la pheromona de la glandula de Nasonoff. Se buscaba guiar estos enjambres hacia miles de cajones colocados para atraparlos y luego matarlos.
Los excelentes resultados del descubrimiento dieron lugar a un profundo interés por encontrar una nueva aplicación de La Pheromona.