-

APARA convoca a San Jorge

Portal Apícola
(17/08/05)
Ver comunicado | Ver proyecto

La Asociación de Productores Apícolas de la República Argentina (A.P.A.R.A) comunica que el próximo Sábado 27 de Agosto del presente año, se realizará la VIº Asamblea de Apicultores, en la ciudad de San Jorge, provincia de San Fe. Su organización esta a cargo de apicultores de la zona con el apoyo del municipio de San Jorge.
Los temas a deliberar, buscan continuar con los tratados en la asamblea anterior. Entre ellos estarán, actualidad del sector apícola, estatuto de la asociación y proyecto de creación de “Junta Nacional de la Miel”, entre otros.
Para APARA El Proyecto de creación de la “Junta Nacional de la Miel” tiene como principal objetivo instaurar un organismo que regule la comercialización de las exportaciones apícolas, para restringir el poderío del sector acopiador-exportador. Según APARA se busca establecer una equidad en las incompatibilidades establecidas entre el mercado productor y el exportador. Así como, la restitución de un valor económico redituable a la actividad apicola y a sus productores.
Para mayor información sobre la VIº Asamblea de Apicultores y contactos se adjunta el comunicado de APARA.

Comunicado
Asociación de Productores Apícolas
de la República Argentina (A.P.A.R.A.)

Comunicado:
Se realizará el Sábado 27 de Agosto de 2005 en San Jorge, Provincia de Santa Fe la VIº Asamblea de Apicultores convocada por A.P.A.R.A. La misma será organizada por los Apicultores de las ciudades de San Jorge y Sastre (Sta. Fe), en forma conjunta, y con el apoyo de la Municipalidad de San Jorge a través de la Subsecretaría de la Producción Municipal.

El evento comenzará a las 09:00 hs, y se desarrollará en las instalaciones del Complejo Cultural Municipal de la ciudad de San Jorge, sito en calle Eva Perón 1388, los temas a debatir serán a continuación de lo tratado en la Vº Asamblea de Federación (Entre Ríos) el pasado 30 de julio:

1.- ANALISIS DE LA ACTUALIDAD DEL SECTOR APICOLA

2.- DISCUSION DE LOS ESTATUTOS DE LA ASOCIACION

3.- NOMBRAMIENTO DE LA COMISION DEFINITIVA DE LA ASOCIACION

4.- TRATAMIENTO DEL PROYECTO DE LA CREACION DE LA
“JUNTA NACIONAL DE LA MIEL”

5.- ORGANIZACIÓN DE LA ASAMBLEA ABIERTA EN PLAZA DE
MAYO (CF) PARA LA ENTREGA DEL PROYECTO DE
LEY APICOLA DEFINITIVO

Tal como se viene realizando desde un principio es intención de los apicultores nucleados en A.P.A.R.A. llevar las Asambleas a las distintas regiones del País para que las decisiones sean tomadas por el conjunto de los productores de todas las provincias en forma transparente y democrática.

Contacto:
Diego Ghione 03406 – 442660 pablohghione@hotmail.com
Cesar H. Mecchia 0351 – 156503412 apiland64@yahoo.com.ar

Proyecto
Fundamentos para el proyecto de creación de la “Junta Nacional de la Miel”, según borrador reformado en la reunión de Federación.

La actividad apícola involucra en nuestro país a 25.000 productores, con 2.800.000 colmenas.
La oferta de miel se encuentra fuertemente atomizada, ya que el 75% de los productores maneja entre 20 y 350 colmenas.

Esta gran dispersión de la oferta se enfrenta con una fuerte concentración del sector acopiador exportador. Sólo seis empresas exportadoras concentran el 60% de la miel comercializada al mercado externo.

La disparidad existente entre el poder de mercado de los productores y el de los exportadores es la base de las fuertes variaciones en la rentabilidad y los ingresos del productor apícola. Sin la existencia de regulación estatal que modere el poder de negociación de los exportadores, en los períodos de precios internacionales elevados son estos últimos los que retienen la renta extraordinaria de la suba de precios. En cambio, en los períodos como el actual, -donde la miel ha caído a 1 u$s el kg.-, el exportador transfiere al productor el quebranto que emerge de esa situación internacional desfavorable.

Las bruscas variaciones en los ingresos del apicultor conducen a un conjunto de fenómenos negativos para la evolución de la actividad en la Argentina. A la desinversión y a la desactualización tecnológicas que genera la merma de ingresos, suele sucederle luego la desaparición de la actividad de los productores más débiles y con menos sostén financiero para resistir las fases desfavorables. La reaparición de nuevos productores en la nueva etapa ascendente no compensa el desgaste y despilfarro social que implica la pérdida de experiencias acumuladas y fuerza laboral capacitada.

En el curso del último año se ha producido una verdadera pinza de costos e ingresos. Por el lado de los primeros, diversos factores de orden interno han llevado a un incremento del 4%. Sin embargo, y como señala un reciente estudio técnico, la raíz de la caída de la rentabilidad “debería buscarse por el lado de los ingresos”, es decir, “por la notable merma del precio al apicultor”. (Indicadores de Actividad Económica N°80).

Llegamos así a una situación donde los verdaderos artífices de la industria de la miel, es decir sus apicultores, estamos totalmente apartados de la riqueza social que nuestra actividad desarrolla.

Los apicultores entendemos que esta situación exige, cuanto menos, de una intervención estatal en el mercado de la miel, dirigida a poner un límite al poder económico y de mercado del sector acopiador-exportador. Esta intervención podría traducirse en la creación de una “Junta Nacional de la Miel “, con los siguientes objetivos y facultades.

1.-Fijar un precio sostén de la miel. El mismo debe asegurar la operación del apicultor en términos de permitir la evolución de su actividad en el tiempo, un mejoramiento y actualizaciones tecnológicas continuas y el desarrollo material y moral de sí mismo y de su núcleo familiar. Dicho precio sostén debe surgir de un estudio realizado por técnicos independientes pertenecientes al ámbito universitario, con participación y asistencia de los productores.

2.- Creación de una red de Laboratorios Nacionales de la Miel, única entidad autorizada para emitir certificados sanitarios y de calidad del producto. De este modo se concluirá con la completa irregularidad que implica la existencia de un sistema privatizado de emisión de certificados, que permite todo tipo de manipulaciones contra el productor apícola.

3.- Desarrollo de políticas de fomento y promoción del consumo interno de la miel y de todos los productos de la colmena, así como su utilización en la industria alimenticia y farmacológica, de modo que la participación del mercado interno en la demanda de los productores resulte creciente y sostenida.

4.- Las tareas de control y fijación de precios de la Junta Nacional de la Miel se ejecutarán bajo fiscalización de representantes electos de los apicultores. La renovación de dichos representantes se realizará en forma anual.

5.- La Junta Nacional de la Miel contará con un directorio con mayoría de representantes de los apicultores pequeños y medianos, ya que los mismos constituyen el núcleo motriz de toda la actividad. Los restantes representantes lo serán de la SAGPyA, la Secretaría de Defensa del Consumidor, del INTA y del sistema universitario.

6.- Dado que la Junta Nacional de la Miel concentraría todas las funciones de regulación económica y sanitaria sobre el producto, una vez sancionada esta ley, deberán disolverse el comité Nacional Apícola y la Comisión Nacional de Sanidad Apícola dependientes de SAGPyA y SENASA respectivamente.

7.- La Junta Nacional de la Miel financiará su operación con una deducción a las actuales retenciones que gravan las exportaciones de miel.

8.- Crear un centro de investigación e información en donde se analicen los vaivenes del mercado en forma fidedigna, tanto nacional como internacional, a corto y largo plazo, y avances tecnológicos adecuados, dándole al productor una herramienta necesaria para una correcta toma de decisiones y que esta información llegue a cualquier punto del país en tiempo y forma adecuados.