GENÉTICA
Buscan una mejor abeja cordobesa


Portal Apícola
(01/08/05)
El proyecto tiene por objetivo el mejoramiento de líneas de Apis mellifera de la región sur de Córdoba. En el mediano plazo se tratará de ofrecer a los productores material genético adaptado a la zona. La selección contempla características como comportamiento higiénico, mansedumbre, productividad y prolificidad.

Inseminador en el momento de la extracción de semen.

Un abeja “con acento cordobés”, que contemple las necesidades de los apicultores del sur de Córdoba, es el objetivo del proyecto denominado “Evaluación y mejoramiento de líneas de Apis mellifera adaptadas y exóticas de la región de Río Cuarto”, que está llevando a cabo la Universidad Nacional de Río Cuarto, con el apoyo de la Cooperativa Eléctrica de la localidad de Las Perdices.
En el mediano plazo se tratará de ofrecer a los productores material genético adaptado a la zona.
La tarea del equipo de investigación consiste por lo pronto en hacer una selección de abejas madres considerando características como comportamiento higiénico, mansedumbre, productividad y prolificidad. Esas categorías darán origen a las madres a partir de quienes se realizará una crianza de reinas. Aquí se requiere de la técnica de inseminación artificial, de modo tal que sea posible controlar este material genético.
En dialogó con Portal Apícola, la védica veterinaria Paula Melegatti, miembro del equipo de investigación y quien recientemente se capacitó sobre inseminación artificial en el INTA- El Bolsón, explicó las ventajas de la técnica: “Si uno tiene en cuenta que la abeja reina se fecunda en vuelo con 7 a 10 zánganos en cualquier lugar, en un radio de al menos 5 kilómetros del apiario, es muy difícil controlar quien la fecunda. La inseminación artificial es importante entonces porque permite tener una colmena con zánganos seleccionados, a partir de los cuales se hace la extracción de semen para después inseminar a la reina”.
En nuestro país, son pocos los criadores de reinas que utilizan esa tecnología para la producción de progenies. El proceso del mejoramiento genético puede ser más eficiente si el criador controla que las reinas seleccionadas se apareen solamente con zánganos también seleccionados, ya que de esta manera se duplica el progreso selectivo.
La necesidad de recurrir a la inseminación instrumental como una herramienta indispensable para llevar a cabo este proyecto, según lo expresado por Melegatti, “radica en que es prácticamente imposible, debido a las características propias del vuelo nupcial de las reinas, aislar geográficamente a las familias de nuestro apiario porque en la región trabaja un número elevado de apicultores comerciales y existen plantaciones y montes naturales donde las abejas silvestres encuentran refugio”.
Al referirse al equipamiento necesario para realizar la técnica, la médica veterinaria manifestó que se necesita de un inseminador artificial, aparato que “nosotros tenemos la posibilidad de acceder porque la Cooperativa Eléctrica de Las Perdices donó el dinero”.
El proyecto lleva dos años de funcionamiento y las actividades se realizan en el apiario ubicado en el campo experimental que la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Río Cuarto posee en la localidad de La Aguada.
“En este momento nos queda una vuelta de cosecha, ahí se van a sacar los datos de productividad que nos estaban faltando. Ni bien tengamos los índices establecidos, vamos a seleccionar las colmenas que serán madres. Allí se va a hacer una crianza de reinas, para posteriormente inseminarlas con los zánganos. Tenemos pensado realizarlo en la primavera de este año, ya que en esa época se darían las condiciones ecológicas ideales”, indicó Melegatti al referirse a los pasos a seguir.
En cuanto al fin último de la investigación, la médica e investigadora de la Universidad de Río Cuarto sostuvo que “el objetivo más relevante de este proyecto a mediano plazo, es contar con material genético seleccionado y adaptado a la zona para ofrecerlo a los productores locales y regionales como un aporte de la Universidad al sector apícola”.