VARIOS MESES DESPUES
Finalmente llegó el dinero de retenciones

Portal Apícola | Jueves 31 de Diciembre de 2009
www.api-portal.com.ar

Jorge Cargnelutti es uno más de los innumerables apicultores, en su caso de Reconquista (Sta. Fe) que se calzaron el traje de “dirigente apícola”, para arrimar voluntad e ideas a la coordinación  y mejora del sector.
En este artículo expone su particular mirada sobre las perspectivas de la apicultura argentina, poniendo especial énfasis en las falencias de la gestión pública del sector.

“Por características personales yo nunca adhiero a las teorías conspirativas, siempre me han parecido algo infantil y una manera de trasladar los errores y carencias propias a otros, que no tienen nada que ver con el tema. Esto es algo que lamentablemente los Argentinos hacemos habitualmente.
En el caso que me ocupa he tenido que desanimarme y replantearme algunos conceptos ante las evidencias, lamentablemente, para entender que existe un plan coordinado y ejecutado para dejar sin trabajo a más de 200,000 argentinos.
Los mismos no constituyen grandes empresas internacionales que envían sus ganancias al exterior, ni conglomerados locales que pretenden obtener un exceso de lucro, ni dueños de grandes extensiones de tierra, ni están haciendo sus reclamos para destituir un gobierno democrático que mucho trabajo ha costado conseguir.
Es el conjunto del sector apícola, formado por mas de 35,000 apicultores y mas de un centenar de empresas que lo abastecen y comercializan sus productos en el mercado internacional, ya que mas de un 95% de los productos tienen como destino mercados de todo el mundo, que mucho trabajo ha costado conseguir. O sea la Industria apícola.
Industria que tiene un lugar preponderante en el contexto mundial, con productos reconocidos por su calidad, además de ser proveedores de insumos, medicamentos, maquinarias y sistema para el sector.
Industria que de la mano de la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA), fue elegida para organizar el evento mundial de la industria APIMONDIA 2011 en la Ciudad de Buenos Aires. Evento que se realiza cada dos años.
Industria que para exportar, principalmente un producto que casi no se consume localmente, la miel, paga un 10% de impuesto a la exportación, cuando en otros países se la promueve y ayuda mediante la llamada “Prima de Polinización”. Esto no es nada mas ni nada menos que un reconocimiento a la contribución de estos pequeños insectos y quienes lo crían a la tarea de mantenimiento de la biodiversidad, ayuda a los ecosistemas, al incremento de producción de los cultivos por acción de la polinización y la preservación del medio ambiente.
Industria que paga para ingresar su principal producto, la miel, a la Unión Europea un 17.3% de arancel. Otros países no muy lejanos como Chile ingresan libre de derechos, fruto de las acciones negociadoras y convenios firmados por su Gobierno, que protegen al sector.
Industria que no recibe la devolución del IVA, lo que ha originado una disminución del porcentaje del valor exportado pagado al productor, fruto de este incumplimiento gubernamental, que ya lleva varios meses de atraso.
Industria que ha sufrido, fruto de las inacciones gubernamentales de los últimos años, el avance de la soja y la sequía una reducción de exportaciones de 120,000 toneladas a un poco mas de 50,000 que exportaremos este año. Esto representa, a pesar de la reducción, más de 100 millones de dólares
Industria ante la cuál el Sr. Secretario de Agricultura anunciara ante los apicultores en marzo y la Señora Presidenta de la Nación se comprometió en forma pública en junio a ayudar, devolviéndole un 50% del impuesto a la exportación cobrado durante el último año, por la dura sequía que sufrió gran parte del país y que a la fecha seguimos aguardando. Es honesto aclarar que se han efectivizado algunas ayudas, minúsculas por cierto, en la provincia de Buenos Aires, pero en un país de concepción federal, el resto de las provincias siguen sin novedades.
Industria que a varios meses de creado el Ministerio de Agricultura, aguarda aún que la estructura que anteriormente existía para el sector, sea incorporada al mismo, de manera de contar con un canal institucional para la actuación de la Alta Dirección y del Plan Estratégico Apícola Nacional, que mucho trabajo costó formar. Canal que permitiría, al menos no tener que recurrir a comunicados públicos para plantear inquietudes y reclamos.
Industria que habiendo solicitado, hace ya tiempo (15 de Octubre) una audiencia con las autoridades del Ministerio de Agricultura, aguarda que le sea otorgada.
Quién haya tenido la paciencia de leer hasta aquí, deberá coincidir conmigo que existe un plan para dejar sin trabajo a más de 200,000 argentinos, la pregunta que finalizando yo me hago es: ¿Cual es la verdadera razón de todo esto? Es falta de capacidad, mala intención, ganas de ayudar a los Brasileños que aumentaron sus exportaciones el último año mas de un 50%, o que será?”

Jorge Cargnelutti
DNI 16.006.280
Apicultor






ir arriba