ENTIDADES

El cooperativismo en la actividad apícola
Portal Apícola | Viernes 25 de Abril de 2014
www.api-portal.com.ar

Reseña de distintas agrupaciones en varios puntos del país. Beneficios de trabajar en conjunto.

La importancia de asociarse para trabajar en conjunto cobra cada vez más relevancia en el mundo apícola, fundamentalmente por la posibilidad de lograr más representatividad y la consecuente capacidad de gestión, pero además para obtener mejores precios en la compra de insumos, plazos de pago y mayor cotización al momento de comercializar la miel. Sobre el tema, nuestro medio recorrió varias entidades de distintos puntos del país, quienes en general coincidieron en destacar el apoyo de Nación para encarar proyectos, a la vez que resaltaron la poca asistencia provincial que reciben.

Cooperativa Apícola La Colmena Limitada: Radicada en la localidad entrerriana de Nogoyá, reúne actualmente 32 socios activos y está en funcionamiento hace 8 años. Su presidente es Guillermo Spalla, quien está ejerciendo su segundo mandato y explicó a nuestro medio “nosotros estamos adheridos a la Federación de Cooperativas de Entre Ríos y la verdad que es fundamental trabajar en conjunto para crecer o al menos sostenerse en la actividad”, y prosiguió “actualmente nuclea a doce cooperativas, otras cuatro están muy cerca de adherirse y cinco más están esperando su matricula para sumarse también”. Con respecto al funcionamiento propiamente dicho de su entidad, Spalla destacó “compramos un predio de cuatro hectáreas para armar un predio. Una parte con un dinero que prestó el Instituto de Promociones de Cooperativas de Entre Ríos y el resto lo pusieron algunos socios”, destacó que para este año el objetivo primordial es poner en funcionamiento el predio, para tal fin están gestionando préstamos del INAES. Por último, Spalla manifestó “dentro de la cooperativa hacemos préstamos internos mediante fondos que se van generando de las comisiones de las ventas”.

Asociación Sanjuanina de Productores Apícolas: Tiene 25 socios que corresponden al Valle del Tulum, y además forma parte del Consorcio Cuyano, conformado hace poco más de un año y que reúne además grupos de Mendoza, San Luis y La Rioja. Gracias a éste consorcio, la entidad recibió 160 mil pesos proveniente del Área de Agricultura Familiar de la Nación, y dichos fondos fueron dirigidos a la formación de un circuito de apoyo rotatorio a los productores. Su Presidente, Alejandro Beja, remarcó “la ventaja para nuestro socio es que por ejemplo compramos el azúcar y le congelamos el precio para que lo devuelvan después de la cosecha. Ahora indudablemente el gran problema es que los precios se dispararon en los últimos meses”, y para finalizar explicó que compraron un extractor, el cual todavía no fue instalado porque en San Juan no existe ninguna sala de extracción habilitada por SENASA.

Cooperativa Agropecuaria La Regional: Ubicada en Cruz del Eje, Provincia de Córdoba, tiene más de cuarenta años de antigüedad, aunque la parte apícola existe desde 2008. En la actualidad cuenta con 110 apicultores asociados. Miguel Pelliza, integrante de la entidad destacó “éste proyecto empezó en San Marcos Sierra con la intención de armar una sala de extracción y después de varias gestiones y logística la armamos en Cruz del Eje”. “Para poder concretarlo conseguimos un crédito nacional y el municipio hizo un aporte importante para poner todo en funcionamiento”. Luego, en 2012 se inauguraron cien metros cuadrados más de la sala de estampado de cera con un subsidio también proveniente de Nación. Pelliza comentó, además, que trabajan en conjunto con la cooperativa de Dean Funes y Villa del Soto, concretando las operaciones de maneja conjunto, aunque la prioridad es fraccionar la producción para vender en el mercado interno y darle valor agregado a la miel. “Para esto necesitamos los 450 mil pesos que la Provincia debía mandarnos en 2011. Ese dinero estaba destinado a la construcción de una sala de fraccionamiento, pero por el momento no nos fue otorgado”.

Cooperativa Apícola de Laprida: Ésta entidad bonaerense tiene 35 socios activos, más otros quince que son adherentes y que tienen la intención de sumarse. Existe desde el año 96 y José Vega destacó “soy uno de los creadores de la entidad. Arrancamos con 12 socios y por eso es importante el crecimiento”, aunque rápidamente aclaró que en los últimos años en la localidad desaparecieron muchos apicultores, y otros tantos debieron achicarse y comenzaron a tomar a la apicultura como segunda actividad. Sobre el funcionamiento, Vega comentó “en las reuniones de comisión cada socio solicita lo que necesita y luego las compras se realizan de manera conjunta para abaratar sustancialmente los costos. Luego, tras la cosecha, esos aportes deben ser devueltos”. Para culminar, explicó “a nivel nacional cada vez que solicitamos algo nos ayudan, mientras que desde la Provincia económicamente no aportan nada”.


ir arriba