MERCADO

Una década perdida
Portal Apícola | Miércoles 21 de Mayo de 2014
www.api-portal.com.ar

Durante los últimos años, la producción y comercialización de miel argentina ha disminuido progresivamente. Informe detallado y comparación entre diferentes temporadas.

Con 25 años en la actividad, Jorge Cargnelutti desde la localidad santafesina de Reconquista analizó la realidad productiva actual del sector apícola y aseguró “ante el avance de la soja, los desmontes y el uso abusivo de los agroquímicos vamos perdiendo terreno progresivamente año tras año”. “Todo hace prever que de seguir de esta manera cada vez vamos a estar más limitados y la atención de la colmena cada vez debe ser mayor para tratar de evitar complicaciones o al menos reducirlas”.
Cargnelutti justificó su afirmación, destacando que desde hace unos años la floración que existía para el invierno y a la salida de la primavera ya no existe más. “Se fumigan todos los caminos vecinales, la floración silvestre, y esto provoca que el apicultor tenga que estar proveyendo cada vez más nutrientes para mantener la colmena, lo que obviamente genera mucho más gastos y disminuye significativamente la rentabilidad”.
Para ir finalizando afirmó “mientras no haya políticas agropecuarias de mediano y largo plazo donde sea incluida también la apicultura esto seguirá así”. “La ganadería tiene altibajos. Hay años que se siembran forrajes y entonces la apicultura va de la mano, pero después hay 5 años de retroceso porque el precio de la ganadería está tirado o se cierran las exportaciones y otra vez cae”.

Palabra de exportador

Julio Fontan, desde CIPSA, señaló que la zafra 2013/2014 arrojará rindes similares a la temporada anterior (64 mil toneladas), aunque aclaró que se “sacaron colores más oscuros”, siempre en comparación con la zafra pasada.
El empresario explicó, también, que existen muchos factores que influyen en la caída progresiva en los últimos años en la producción mielera, donde se destacan el crecimiento de la frontera agrícola, condiciones climáticas adversas y la aparición de nuevas enfermedades, lo cual genera que los apicultores deban estar cada vez más atentos en el manejo de sus apiarios.


ir arriba