VARROA

Manejo con acaricidas orgánicos
Portal Apícola | Lunes 21 de Mayo de 2012
www.api-portal.com.ar

La Varroosis es la enfermedad provocada por el ácaro Varroa destructor Anderson y Trueman 2000, que ocasiona grandes pérdidas económicas en la actividad apícola. Varroa es considerado el parásito más importante de Apis mellifera L. que influye sobre la evolución de las colmenas y sobre su “performance” (Baggio y col, 2004; Akyol y Korkmaz, 2005; Kar y col., 2006).

Actualmente existen en el mundo muy pocas zonas libres de V. destructor, como Australia y parte de África (Eguaras y Ruffinengo, 2006). Por el contrario, en aquellos países donde coexiste con las abejas melíferas representa un verdadero flagelo ya que la hembra de este parásito completa todo su ciclo de vida en las colmenas. Cuando el ácaro coloniza un apiario, los apicultores deben realizar diferentes tratamientos acaricidas para controlarlo y evitar la muerte de las colonias. Hasta el presente, la mayoría de los tratamientos de control en Argentina, se realizaron con acaricidas de síntesis dando un cierto grado de certeza en el control de parásito. Los principales principios activos utilizados son piretroides, fosforados y formamidinas. El uso reiterado de estas moléculas condujo a la presencia de residuos en miel, cera (Lodesani y col (1992), Wallner (1992; 1999); Medici, (2009, a-b)) y propóleos y el desarrollo de resistencia de la población de ácaros (Lodesani y col., 1995 a- b; Hillesheim y col., 1996, Elzen y Westervelt, 2002 y Maggi y col., 2009).

La erradicación de Varroa es imposible por lo tanto, se deben desarrollar estrategias de manejo e investigaciones sobre métodos alternativos de control que permitan mitigar los efectos generados por esta parasitosis. En la Estación Experimental del INTA Rafaela se evaluan diferentes formulaciones de acaricidas orgánicos, para el control de la Varroosis con los siguientes objetivos:
* Determinar la eficacia de los acaricidas orgánicos, timol, ácido oxálico y ácido fórmico para el control de V. destructor, en condiciones de campo.
* Establecer el momento más adecuado de aplicación del acaricida, de acuerdo a la zona de evaluación, para mantener las prevalencias parasitarias por debajo del umbral de daño.
* Determinar los posibles efectos adversos de los tratamientos sobre las abejas adultas y el área de cría.
Para llevar a cabo estos ensayos se seleccionaron diferentes regiones fitogeográficas de la provincia de Santa Fe y se determinaron las épocas de aporte de néctar y los momentos críticos de la parasitosis para luego “adecuar” los tratamientos orgánicos. Se evaluaron diferentes acaricidas en base a timol, ácido oxálico y ácido fórmico, en su mayoría productos aprobados por SENASA.

Efectos adversos registrados
Timol: Alto roído en las tabletas y sus restos muy propolizados.
Corte de postura las primeras 24 horas de aplicada las tabletas, se reinicia a las 48 horas de colocado el acaricida. Acción repelente frente a las abejas, las mismas se alejan de las tabletas.
No se observó mortandad de abejas, fuga o roído de la cría.
Ácido oxálico: No mostró efectos adversos.
Ácido fórmico: Solo con el Killer Var se produjo una reducción significativa de la población de abejas. En las primeras 24 horas se observó un aumento en la actividad de ventilación, la reina se encontraba fácilmente en la superficie de los cabezales de la cámara de cría y se registró agresividad de las abejas en las primeras 48 horas de aplicado el producto.

¿Cómo mantener la Varroosis por debajo de un Umbral de Daño Económico?
1-Rotación de acaricidas (evitar la quimioresistencia).
2- Aumento en la utilización de acaricidas orgánicos.
3- Evaluación del grado de infestación antes, durante y después de aplicado el tratamiento.
4- Tratamiento zonal coordinado.

Eficacia acaricida de diferentes productos orgánicos


ir arriba