EXPOSICIONES - CORDOBA

Poca concurrencia a San Francisco 2012
Portal Apícola | Lunes 07 de Mayo de 2012
www.api-portal.com.ar

La Exposición Apícola del Centro de la República sintió el duro momento del sector. Alrededor de cien productores recorrieron los pasillos.

GALERIA DE IMÀGENES

La Muestra Apícola del Centro de la República se desarrolló en la localidad cordobesa de San Francisco y dejó un sabor agridulce.
Después del fracaso de la edición anterior (Río Cuarto), los organizadores asumían el desafío de recuperarse en una zona donde la cosecha acompañó, aunque se evaluó a comienzos de año la posibilidad de no realizar, por este vez, el evento frente al momento complicado que atraviesa el sector en todo el país.
Desde temprano los expositores concurrieron al salón de Bomberos Voluntarios (donde se realizó el evento), con la ilusión de ver buena presencia en los pasillos, pero la concurrencia otra vez fue muy pobre. Desde la organización señalaron que se cortaron aproximadamente cien entradas.

Charlas

Como pasa habitualmente, los apicultores que recorren las Exposiciones de diferentes puntos del país aprovechan para nutrirse de información y en consecuencia la asistencia a las disertaciones casi siempre es interesante.
Este caso no fue la excepción y a aproximadamente sesenta personas, en promedio, siguieron las diferentes charlas ocupando la totalidad de las sillas programadas, lo que indica que se cubrieron las expectativas de los organizadores.

Ventas

Con opiniones variadas, las ventas en líneas generales no fueron tan pobres como la cantidad de productores presentes hacía suponer. Algunas empresas mostraron conformismo por haber realizado transacciones, aunque indudablemente se lamentaron por la poca concurrencia que tuvo el evento.

Similar

Aunque se esperaba una Muestra mejor, San Francisco 2012 mostró una expresión similar a la del año pasado en Río Cuarto.
En este sentido, debemos remarcar que aunque la zafra fue aceptable en la región, quienes pudieron vender parte de su cosecha utilizaron ese dinero para “tapar viejos huecos”, y muchos todavía están esperando que les paguen, porque los plazos se extendieron incluso hasta sesenta y/o noventa días.
Más allá de los problemas que atraviesa la apicultura nacional, desde la organización deberían replantearse cuáles son las fallas inherentes al evento y las estrategias para mejorarlas.


ir arriba